Una campaña del cocinero Jamie Oliver hace cambiar a McDonald’s su receta

El chef Jamie Oliver ha ganado una batalla contra una de las mayores cadenas de comida rápida del mundo. Después de que Oliver mostrara cómo se hacen las hamburguesas de McDonald’s, la multinacional ha anunciado que va a cambiar su receta.

Según Oliver, las partes grasas de la carne son “lavadas” en hidróxido de amonio y el resultado se utiliza la fabricación de la hamburguesa. Antes de este proceso, de acuerdo con el presentador, esa comida no se considera apta para el consumo humano.

De acuerdo con el chef y presentador, Jamie Oliver, que ha llevado a cabo una guerra contra la industria de la comida rápida: “Básicamente, nos estamos comiendo un producto que se utiliza para el formato más económico de pienso para perros, y que después de este proceso, se le está dando a la los seres humanos”.

Además de la baja calidad de la carne, el hidróxido de amonio es perjudicial para la salud. Oliver lo llama “el proceso de limo rosa.”

“¿Por qué un hombre sensato pondría carne llena de amoniaco en la boca de sus hijos?”, preguntó el chef, quien libra una guerra contra la industria de comida rápida.

En una de sus iniciativas, Oliver muestra a los niños cómo se hacen los “nuggets” de pollo. Después de seleccionar (para otras empresas) las mejores partes del pollo, los restos (grasa, piel y órganos internos) son procesados ​​para estos alimentos fritos de McDonald’s.

mcdonalds_64930500-300x167

La compañía Arcos Dorados, que es la gerente de la franquicia en América Latina, comunicó que tal procedimiento no se practica en la región. Lo mismo se aplica al producto en Irlanda y el Reino Unido, donde se utiliza la carne de los proveedores locales.

En los Estados Unidos, Burger King y Taco Bell ya habían abandonado el uso de amoniaco en sus productos. La industria alimentaria utiliza hidróxido de amonio como un agente anti-microbiano en las carnes, lo que ha permitido a McDonald servir de esta manera “carne no comestible”.

Aún más preocupante es que debido a que el hidróxido de amonio se considera parte de la “componente en un procedimiento de producción” por el USDA, los consumidores no pueden saber cuándo el producto químico está en su comida.

En el sitio web oficial de McDonald’s, la compañía afirma que su carne es barata, ya que, gracias a su cantidad de clientes, son capaces de comprar a sus proveedores a un precio más bajo, ofreciendo los mejores productos de calidad.

Además, la franquicia negó que la decisión de cambiar la receta esté relacionada con la campaña de Jamie Oliver. Aún así, en su página, McDonald’s ha admitido que han abandonado el “relleno de carne” (que es como se conoce a este proceso de lavado y triturado de restos) de sus hamburguesas.

Traducción de Iniciativa Debate

documentarylovers.com

loading...
Comparte esta publicación

Relacionados

Deja un comentario