Tratamiento homeopático por la exposición al plomo, arsénico, Roundup y otros tóxicos ambientales

La contaminación está extendiendo su manto grisáceo por toda la tierra. ¿Qué pueden hacer los medicamentos homeopáticos en este sentido?

Cuando Big Sean, un conocido artista de hip-hop, candidato a los premios Grammy y ganador de un premio BET, apareció en el Daily Show a finales de enero de 2017, habló sobre su educación en Michigan. Big Sean también habló de que su madre fue una de las personas que había estado expuesta al plomo presente en el agua potable, y que para su tratamiento “emplearon los cuidados holísticos y los remedios homeopáticos”, consiguiendo “revertir muchos de los efectos del envenenamiento por plomo”.

En temas de salud ambiental, la prevención es el mejor remedio, pero también hay que preguntarse qué se puede hacer en el caso de las personas que hayan estado expuestas a productos químicos tóxicos y metales pesados, un tipo de exposición que cada día es más común. La medicina convencional generalmente dispone de pocas alternativas para las personas que sufren tales exposiciones, a no ser los tratamientos paliativos o la supresión de los síntomas. Sin embargo, estudios realizados en animales y seres humanos han demostrado que los remedios homeopáticos sí que ofrecen algunos beneficios terapéuticos potencialmente valiosos.

Debido a que quizás muchas personas que lean este artículo no estén familiarizadas con la homeopatía, puede resultarles útil saber que en una encuesta realizada recientemente se encontró que el 95% de los pediatras franceses, dermatólogos y médicos generales prescriben medicamentos homeopáticos. Si uno observa que la Organización Mundial de la Salud considera el sistema sanitario francés como uno de los mejores del mundo, es hora de que otros países tengan en cuenta aquello que Francia está haciendo bien y traten de emular sus esfuerzos.

Para entender por qué el tratamiento homeopático tiene sentido en casos de exposición a metales pesados y otras sustancias tóxicas, habría que hablar primero de algunos principios básicos de la homeopatía.

La lógica de la Homeopatía

La premisa que subyace en la medicina homeopática es que los síntomas no son algo que simplemente haya que tratar de silenciar. Los síntomas representan los esfuerzos defensivos y adaptativos de nuestro cuerpo para hacer frente a diversas dolencias, ya sean enfermedades infecciosas, tóxicos ambientales o estrés. Los síntomas no indican que el cuerpo se rinda ante los ataques, sino que por el contrario son los intentos del cuerpo por defenderse y tratar de sanarse. Esta perspectiva es importante para comprender la homeopatía, así como la evolución.

Al tratar cualquier problema, sea crónico o agudo, el homeópata selecciona un medicamento en base a su capacidad para causar, en situaciones experimentales, unos síntomas similares a los que experimenta la persona enferma. Al complementar y reforzar las defensas presentes en nuestro cuerpo, las medicinas homeopáticas trabajan a favor, no en contra, del cuerpo. El uso del “principio de los semejantes”, lo similar se cura con lo similar, que es la base de la medicina homeopática, y que según el ganador del Premio Nobel Emil A. von Behring, que desarrolló las vacunas contra la difteria y el tétanos, fue la homeopatía lo que le inspiró. El empleo del principio de los semejantes en el tratamiento de las personas expuestas a tóxicos ambientales, tiene sentido ya que imita y aumenta las defensas naturales del cuerpo. Además, tras 200 años de experiencia clínica, ya se dispone de un conjunto de estudios científicos para apoyar el uso de medicamentos homeopáticos en el tratamiento de las exposiciones a tóxicos ambientales. Estudio 1; Estudio 2; Estudio 3.

Investigación homeopática*

En el año 1994, un respetado médico e investigador alemán, el Dr. Klaus Linde, en colaboración con el Dr. Wayne B. Jonas (ex jefe de lo que ahora se denomina el Centro Nacional de Medicinas Complementarias e Integrativas, que forman parte de los Institutos Nacionales de Salud), realizó una revisión de las investigaciones sobre el uso de medicamentos homeopáticos para el tratamiento de las exposiciones a toxinas ambientales. Publicaron sus resultados en una reconocida revista internacional Human and Experimental Toxicology.

Linde, Jonas y sus colegas revisaron más de 100 estudios evaluando los efectos profilácticos y terapéuticos de las dosis homeopáticas de sustancias que normalmente son tóxicas. Además de evaluar los resultados de los diversos estudios, los investigadores evaluaron la forma en que fue diseñado y realizado cada uno de los estudios. De los 40 estudios de alta calidad, 27 mostraron unos resultados positivos de los tratamientos homeopáticos.

Lo que fue particularmente enigmático en sus descubrimientos es que aquellos investigadores que habían utilizado una dosis en el rango submolecular no sólo habían diseñado mejor sus estudios, sino que de manera más frecuente obtuvieron unos resultados estadísticamente significativos de estas nanodosis (“nanodosis” hace referencia a dosis muy bajas utilizadas en homeopatía. Aunque los científicos indicaron que no había moléculas tras repetidas diluciones, nuevas investigaciones han confirmado que nanopartículas del medicamento original todavía persisten en el medicamento homeopático, en dosis muy bajas a las que nuestras hormonas se sabe que responden).

Una nueva investigación ha confirmado que las nanodosis son capaces de traspasar las membranas celulares y penetrar la barrera hematoencefálica con mayor facilidad que las dosis mayores de sustancias tóxicas. Estudio 1, Estudio 2, Estudio 3.

De manera específica, varios investigadores administraron (en general a ratas y ratones) dosis brutas de arsénico, bismuto, cadmio, bismuto, cloruro de mercurio o plomo. Su investigación demostró que los animales que fueron pretratados con dosis homeopáticas de estas mismas sustancias y luego recibieron dosis homeopáticas repetidas después de la exposición a las dosis de sustancias tóxicas, excretaron mucho mejor las toxinas a través de la orina, las heces y el sudor. Además, en 9 estudios, los ratones que habían recibido dosis homeopáticas superiores a una potencia de 15C, una potencia más alta contiene menos sustancia base que una potencia 15C, demostraron una disminución del 40% en la mortalidad en comparación con los ratones del grupo de control.

Sin embargo, el pre y el post-tratamiento sólo funcionaron cuando se siguieron los principios homeopáticos. En otras palabras, cuando los animales eran tratados con una dosis homeopática que no correspondía a la sustancia tóxica a la que estaban expuestos, no se producía ningún beneficio. En estos casos, el incumplimiento del principio de los semejantes no produjo efectos en los animales sometidos a estudio.

Nada más ni nada menos que la prestigiosa revista New Scientist informó sobre los “resultados muy prometedores” de un estudio que muestra que los ratones que recibieron arsénico en dosis homeopáticas eran capaces de excretar dosis brutas de arsénico en sus heces, orina y sudor. Lo que fue particularmente más impresionante de este estudio es que se mostró que el arsénico en dosis homeopáticas tuvo un efecto muy significativo en dos enzimas hepáticas (ALT y AST) que son indicadores de toxicidad hepática y que se sabe son potenciadas por el envenenamiento por arsénico. Este efecto positivo ya se observó a las 72 horas y tuvo una duración de hasta 30 días, cuando se completó el estudio.

Un grupo de investigadores universitarios de la India ha llevado a cabo un número significativo de ensayos de laboratorio evaluando los tratamientos homeopáticos de ratones expuestos a metales pesados tóxicos. Estudio 1; Estudio 2; Estudio 3; Estudio 4; Estudio 5; Estudio 6; Estudio 7; Estudio 8. En comparación con los ratones que recibieron un placebo, los ratones tratados homeopáticamante mostraron una activación de diversas encimas destoxificantes del hígado, así como otras mejoras, tales como mejoras citogenéticas (aberraciones cromosómicas, micronúcleos, índice mitótico, anomalías en la cabeza de los espermatozoides) y mejoras bioquímicas (fosfatasas ácidas y alcalinas, peroxidación lipídica).

En 2011, investigadores franceses demostraron que la mortalidad de las células hepáticas, in vitro, provocada por el herbicida Roundup (glifosato), un herbicida ampliamente utilizado, puede prevenirse casi por completo mediante extractos vegetales combinados en una preparación homeopática denominada Digeodren [“Dig1”], que se compone de Taraxacum officinalis (Diente de león) D4, Berberis vulgaris (agracejo) D5, y Lappa major (bardana) D4, diluidas en alcohol al 70%.

En 2016, se realizó un estudio en ratas expuestas al herbicida Roundup. Utilizando cuatro grupos de cuarenta ratas macho adultas cada uno, los investigadores probaron los efectos de administrar Dig1 antes y durante la ingestión en un período de ocho días del herbicida Roundup ( 135mg/kg de peso corporal/día). Los cuatro grupos de ratas recibieron los siguientes tratamientos en agua potable: el grupo de control; Roundup al 0,5%; sólo Dig1 al 2%; Dig1 al 2% y Roundup al 0,5% (prevención y tratamiento).

Después de los tratamientos, se midió la locomoción horizontal y vertical de los animales mediante el uso de actinímetros (un método no invasivo que evalúa los ciclos de reposo y de actividad). También se recogieron y evaluaron el cerebro, el hígado, los riñones, el corazón y los testículos. Se midieron en el suero las proteínas, creatinina, urea, fosfato, potasio, sodio, calcio, iones cloruro, testosterona, estradiol, AST y ALT. También se evaluaron varias enzimas hepáticas.

Dig1 utilizado aisladamente no tuvo ningún efecto ni fisiológico ni bioquímico. Sí lo tuvo utilizado conjuntamente con Roundup: de un total de 29 parámetros medidos, 8 se vieron significativamente afectados por la absorción de Roundup en un período de tiempo de poco más de una semana. De estos 8 parámetros, 5 fueron restablecidos por Dig1 (la actividad locomotora horizontal y vertical, la actividad de la enzima CYP2D6, la concentración plasmática de Na+ y el estradiol), restaurándose casi completamente la concentración plasmática de K+, y dos no se restablecieron ( la actividad de la Gama Glutamil Transpeptidasa (GGT) y la concentración plasmática de fosfato). Los efectos tóxicos específicos de Roundup y los efectos terapéuticos del tratamiento con Dig1 se demostraron de manera concluyente, tanto a nivel de comportamiento como bioquímico.

Sin efectos secundarios observables, Dig1 demostró potentes propiedades terapéuticas frente a la intoxicación por Roundup en un período corto de tiempo.

Las implicaciones de este y otros estudios son importantes. Debido a la creciente exposición a diversos metales pesados, productos químicos, radiación y otros tóxicos, vale la pena saber que hay medicamentos homeopáticos que proporcionan un medio eficaz de protegernos contra los efectos de estas sustancias tóxicas.

Estudios en seres humanos

El arsénico presente en las aguas subterráneas ha afectado a millones de personas en todo el mundo. En Bengala Occidental (la India) y Bangladesh más de 100 millones de personas están en situación de riesgo, y el suministro de agua libre de arsénico es insuficiente. Se ha administrado un remedio homeopático potenciado, Arsenicum album 30C a un grupo de personas afectadas por el arsénico presente en las aguas subterráneas, y se midió de manera periódica el contenido en arsénico en la orina y la sangre. La actividad de diversas enzimas marcadoras de la toxicidad y la presencia de compuestos en la sangre (tales como aspartato amino transferasa, alanino aminotransferasa, fosfatasa ácida, fosfatasa alcalina, peroxidación lipídica y glutatión reducido) también fue evaluada de manera periódica durante 3 meses. Los resultados de esta prueba son alentadores y sugieren que un remedio homeopático puede aliviar el envenenamiento por arsénico en los seres humanos.

En el estudio anterior se continuó en dos grupos de personas de Bengala Occidental durante un período de 2 a 3 meses. Un grupo estaba formado por 55 personas (32 hombres y 23 mujeres) que participaron en un ensayo a doble ciego controlado con placebo (33 en el grupo de tratamiento, 22 en el grupo del placebo). El primer grupo experimentó una mayor excreción de arsénico en su orina durante los primeros 11 días en comparación con los que únicamente recibieron un placebo.

El segundo grupo incluía a 68 personas (47 hombres y 21 mujeres) que se negaron a firmar un consentimiento informado a menos que todos ellos recibieran el tratamiento y no con un placebo (por lo tanto, este grupo no estaba controlado con placebo). Este segundo grupo experimentó tasas de excreción de arsénico bastante altas en su orina hasta el séptimo día (62,30 partes por cada mil millones, ppb) y posteriormente los niveles de arsénico disminuyeron de manera constante hasta alcanzar casi el límite inferior del rango normal a los 45 días (10,78 ppb). Los mismo ocurrió con sus niveles de arsénico en su sangre; experimentaron una disminución significativa al cabo de 30 días, con niveles que regresaron a los valores normales a los 60 días. Aunque los escépticos puede alegar legítimamente que este grupo no disponía de un grupo controlado con placebo, la alta tasa de eliminación de arsénico de su sangre y en la orina no es algo que la mera voluntad o una creencia pueda producir.

Otros datos de interés adicionales, como lo confirmaron varias pruebas de laboratorio, es que se produjo una disminución constante de las enzimas que denotaban toxicidad en la sangre de aquellos pacientes que recibieron tratamiento homeopático, en comparación con los que sólo recibieron un placebo.

Dos años más tarde, los investigadores realizaron un seguimiento de este estudio. De los 130 sujetos que habían recibido el tratamiento con Arsenicum album 200C, 96 de ellos siguieron tomando el remedio durante 6 meses más, 65 durante un año y 15 durante un período máximo de 2 años.

Proporcionaron muestras de su orina y sangre a los 6 meses, al año y finalmente a los 2 años. (Ninguno de los 17 que recibieron un placebo se presentó para proporcionar sangre y orina en estos intervalos porque no recibieron ningún beneficio del tratamiento con placebo). Se utilizaron metodologías estándar para determinar el contenido en arsénico en la sangre y orina y para medir los biomarcadores de toxicidad como las fosfatasas ácidas y alcalinas, la alanina y aspartato aminotransferasas, peroxidación lipídica, glutatión reducido y anticuerpos nucleares. La mayoría de estos sujetos informaron de que habían conseguido mantener las mejoras logradas en los 3 primeros meses de tratamiento homeopático, tanto en su salud general como en el estado de ánimo, el apetito y el sueño. Algunos síntomas en la piel y sensaciones de ardor incluso mejoraron más. Estas afirmaciones fueron apoyadas por los datos de los biomarcadores de toxicidad, cuyos niveles se mantuvieron dentro de los rangos normales.

Los investigadores concluyeron que la administración de Arsenicum album 200C mejora considerablemente los síntomas de la toxicidad por arsénico a largo plazo y puede recomendarse para su uso provisional, particularmente en las aldeas más remotas en donde hay alto riesgo por carecer de instalaciones médicas modernas y de agua potable sin arsénico.

Se realizó un ensayo aleatorio a doble ciego con 131 trabajadores que sufrieron intoxicación por plomo en la planta de baterías Ajax en Bauru, estado de São Paulo, Brasil. Los trabajadores recibieron dosis homeopáticas de plomo, Plumbum metallicum 15C, o placebo, oralmente durante 35 días.

En este estudio, los investigadores concluyeron que la preparación homeopática de plomo no tuvo ningún efecto en la reducción de los niveles de plomo en la sangre de los trabajadores expuestos. Este estudio fue publicado en la revista más destacada en el campo de la homeopatía, contrariamente a las afirmaciones de los escépticos que dicen que los estudios con resultados negativos no se publican en revistas homeopáticas. Sin embargo, cabe señalar que en el estudio se utilizó una potencia de 15C, mientras que la mayoría del resto de investigaciones aquí citadas utilizaron potencias de 30C o 200C (que muchos homeópatas consideran que tienen unos efectos más intensos). Además, en un estudio publicado en una revista científica convencional, las dosis homeopáticas de plomo (Plumbum 1000C) y Opium 30C de mayor potencia fueron parcialmente efectivas en la recuperación de la actividad enzimática hepática (delta ALAD: ácido delta – aminolevulínico deshidratasa) en ratas envenenadas con plomo. Plumbun 1000C no parecía mostrar ningún efecto protector cuando a las ratas se les suministró plomo a altas concentraciones (superior a 25 mg/dl de acetato de plomo), según la evaluación de la actividad de la delta ALAD en el plasma sanguíneo y la concentración de hemoglobina. Pero sí fue eficaz en la recuperación de la delta ALAD y un alivio de la anemia causada por la exposición crónica a dosis bajas de plomo ( por debajo de 15mg/dl de acetato de plomo).

Estas nuevas investigaciones vienen a confirmar los resultados durante más de 200 años de experiencia en el tratamiento de decenas de millones de pacientes: que dosis nanométricas de medicamentos homeopáticos específicamente dirigidos provocan poderosos efectos fisiológicos.

Lo que se puede hacer con los medicamentos homeopáticos

  • Para las personas con síntomas crónicos y síndromes

Como complemento a los tratamientos médicos convencionales, se recomienda la atención homeopática por parte de un profesional a aquellas personas que han estado expuestas (o piensen que han estado expuestas) a sustancias tóxicas. Muchos homeópatas clásicos primero prescribirán una “medicina homeopática constitucional” para fortalecer la salud general de una persona y ayudarla a eliminar cualquier toxina a la que haya estado expuesta.

Una medicina homeopática constitucional no siempre funciona de forma eficaz e intensa hasta que el paciente recibe una dosis homeopática de la sustancia tóxica a la que ha estado expuesta (o una sustancia que produce síntomas muy similares).

La potencia real que use el homeópata depende de demasiados factores como para discutirlos en este breve artículo, aunque la potencia trigésima es la más común. Algunos homeópatas recomiendan una dosis de una sola vez, otros una dosis única repetida una vez al mes durante varios meses, y algunos recomiendan varias dosis al día durante una semana o dos, tal vez repitiéndose un par de meses más tarde de haber obtenido algunos beneficios pero no de una forma completa. La dosificación dependerá principalmente de la gravedad del caso.

Incluso si usted no puede acudir a la consulta de un homeópata profesional porque no lo haya en su ciudad, muchos de ellos atienden a sus pacientes a través de Skype o realizan consultas por teléfono. A diferencia de la acupuntura, que le ponen agujas, o de los quiroprácticos, que le ajustan la columna vertebral, los homeópatas no son “prácticos”: lo único que necesitan es realizar un entrevista detallada.

Aunque teóricamente es posible que las personas adquieran una formación para un autotratamiento con medicamentos homeopáticos, generalmente es mejor trabajar con un homeópata profesional cuando la persona haya estado expuesta a tóxicos ambientales, incluso en dosis subclínicas.

  • Para las personas que hayan sufrido una exposición recientemente

Si sus síntomas son graves o potencialmente graves, es importante acudir a un homeópata profesional y/o un médico. Mientras que un homeópata suele prescribir una dosis homeopática segura de la sustancia tóxica a la que uno ha estado expuesto, el homeópata también puede decidir que una sustancia diferente coincida más estrechamente con los síntomas del paciente.

  • Para la prevención

Si cree que va a estar expuesto a una toxina específica en un futuro próximo, puede ser prudente considerar tomar un par de dosis de la potencia trigésima de esa sustancia antes de la exposición. Puede también considerar tomar una dosis la noche anterior, o por la mañana del día siguiente, justo antes de la exposición, y dos al veces día durante cuatro días.

Mientras que las investigaciones homeopáticas muestran que los medicamentos homeopáticos ayudan al organismo a excretar las toxinas con mayor eficacia, no se puede esperar que ayuden de una manera significativa si una persona está expuesta a unos dosis muy altas de esa sustancia tóxica.

Observaciones finales

Como ya se indicó anteriormente, el 95% de los pediatras, dermatólogos y médicos generalistas franceses prescriben medicamentos homeopáticos. La homeopatía es el principal sistema médico alternativo practicado por los médicos de toda Europa. Según un artículo publicado en British Medical Journal (BMJ), el 57% de los alemanes utilizan medicamentos homeopáticos. Cuando algunos políticos alemanes trataron de rescindir el reembolso gubernamental por los tratamientos homeopáticos, la Asociación Médica Alemana anunció su apoyo a la homeopatía y el mantenimiento de los reembolsos por los tratamientos homeopáticos. Además, el Presidente de la Asociación, Jörg-Dietrich Hoppe, defendió los tratamientos homeopáticos, diciendo que eran una parte importante de la Medicina.

A principios de febrero de 2017, el diputado del Parlamento Europeo y ex Presidente de Eslovenia, Alojz Peterle, se pronunció a favor de la homeopatía. Hizo una apasionada defensa del potencial de la homeopatía como una manera segura, eficaz y rentable de ayudar a la salud humana y animal.

____________________________________________________________________________________________

Notas

* Debe hacerse notar que la investigación a la que se ha hecho referencia era perjudicial y a veces letal para los animales involucrados en ella. Aunque los resultados de estos estudios pueden suponer un beneficio significativo para todos los seres vivos, digamos que tales investigaciones no toleran tal tipo de experimentaciones.

Para acceder a las referencias adicionales sobre investigación homeopática:

Dana Ullman, Medicina Familiar Homeopática basada en Evidencias. 2017

El propietario de la página web Homeopathic.com es el Dr. Dana Ullman, que la revista TIME ha calificado como “el líder en el proselitismo de la homeopatía” y ABC News como “el principal portavoz de la homeopatía”. Dana ha dedicado toda su vida a la homeopatía. Da conferencias de manera regular en las principales escuelas de medicina y Universidades. Ha sido autor de 10 libros y ha escrito capítulos sobre homeopatía en tres libros de texto de Medicina. Dana también acaba de crear un nuevo curso: “Aprender a utilizar un kit de medicina homeopática”, disponible en www.HomeopathicFamilyMedicine.com.

Dr. Dana Ullman
greenmedinfo.com

loading...
Comparte esta publicación

Relacionados