La electricidad del cuerpo y cómo nos beneficia el contacto con la naturaleza

Su cuerpo es capaz de generar electricidad, y de hecho esta capacidad es una parte fundamental en su salud. La electricidad permite que su sistema nervioso envíe señales a su cerebro. En realidad, estas señales son cargas eléctricas que se reparten en las células con el fin de permitir una comunicación casi instantánea.

Los mensajes que se realizan mediante las señales eléctricas en su cuerpo, son las responsables de controlar el ritmo cardíaco, su circulación y muchas otras cosas.

Incluso, su reloj biológico utiliza la actividad eléctrica para ayudar a mantener su ritmo circadiano bajo control.1 Básicamente, usted es un ser eléctrico. Si la actividad eléctrica en su cuerpo se detiene, no sobrevivirá. Pero, ¿cómo es que la actividad eléctrica funciona?

¿Cómo es que su cuerpo produce electricidad?

The Medicine Journal,2 explica de manera concisa el complejo proceso al que su cuerpo se somete con el fin de generar electricidad. En su cuerpo existen átomos compuestos de protones con carga positiva, electrones con carga negativa y neutrones (que son neutros).

Un átomo con cargas desequilibradas se cargará positiva o negativamente y el cambio de una carga a otra, permitirá que los electrones fluyan de un átomo a otro. Esto es lo que se conoce como electricidad.3

Sus células generan cargas eléctricas a través de electrolitos como el sodio y el potasio mediante un mecanismo conocido como “bomba sodio-potasio”. Tal y como lo explica Discovery Health:4

“Cuando su cuerpo necesita enviar un mensaje de un lugar a otro, abre una puerta. Cuando la puerta de la membrana se abre, los iones del sodio y el potasio viajan libremente dentro y fuera de la célula.

Al ser atraídos por la carga positiva fuera de la membrana, los iones de potasio con carga negativa salen de la célula y los iones de sodio con carga positiva entran en ella dirigiéndose hacia la carga negativa.

Como resultado se obtiene un conmutador en las concentraciones de los 2 tipos de iones- un rápido conmutador que está al mando.

… este cambio de positivo a negativo genera un impulso eléctrico. Este impulso provoca que la puerta de la siguiente célula se abra y se creé otra carga, y así sucesivamente. De esta manera, un impulso eléctrico viaja desde el nervio del dedo que le duele hasta la parte del cerebro que detecta el dolor.”

La actividad eléctrica de su cuerpo es la razón por la que los desfibriladores, los cuales producen una descarga eléctrica en su corazón, logran restaurar el ritmo cardíaco, asimismo dicha actividad es por la que recibir el tipo equivocado de descarga, por ejemplo al electrocutarse o ser impactado por un rayo, puede básicamente “freír” su sistema eléctrico.

Lo contrario resulta cierto pues en realidad se puede aprovechar la carga eléctrica de la Tierra para mejorar su salud de muchas maneras.

Su cuerpo puede absorber electrones libres se la tierra

La Tierra tiene una enorme carga negativa. Está repleta de electrones y estos pueden servir como un poderoso y abundante suministro de antioxidantes y de electrones radicales libres.

Su cuerpo está perfectamente diseñado para “trabajar” con la Tierra, esto quiere decir que existe un flujo constante de energía entre su cuerpo y la Tierra. Cuando los pies se encuentran sobre el suelo, estos absorben grandes cantidades de electrones negativos a través de las plantas de los pies.

El efecto es suficiente para mantener su cuerpo al mismo nivel potencial eléctrico con carga negativa que el de la Tierra. Este simple proceso se llama “grounding” o “earthing”, y de él se obtiene uno de los antioxidantes más potentes que conocemos.

Se ha demostrado que el grounding (la conexión con la tierra) alivia el dolor, reduce la inflamación, mejora el sueño, el bienestar, y mucho más. Sin embargo, cuando usa zapatos con suela de caucho- o de plástico -se protege eficazmente de este beneficioso ingreso de electrones terráqueos.

Por qué es tan importante permanecer sobre la tierra

El potente efecto antioxidante del grounding, ayuda a aliviar la inflamación en todo el cuerpo, un beneficio que puede salvarle la vida, ya que la inflamación es la causa subyacente de la mayoría de las enfermedades, inclusive de las enfermedades cardíacas.

Según el Dr. Stephen Sinatra, un destacado cardiólogo, la inflamación empeora cuando su sangre es gruesa al igual que cuando tiene mucho estrés producto de los radicales libres, y muchas cargas positivas en su cuerpo.

El grounding alivia eficazmente la inflamación ya que diluye la sangre y la carga de iones con carga negativa a través de las plantas de sus pies.

El grounding ayuda a diluir la sangre y mejora su potencial zeta, lo que significa que mejora la energía entre sus glóbulos rojos. Las investigaciones han demostrado que se necesitan unos 80 minutos para que los electrones libres de la tierra lleguen a su torrente sanguíneo y transformen su sangre.

La sangre hipercoagulable (gruesa y lenta) contribuye a la inflamación crónica, ya que el oxígeno no puede llegar a los tejidos cuando la sangre no fluye bien.

El efecto del grounding en la anticoagulación es tan significativo, que, si está tomando anticoagulantes, debe contactar a su médico para reducir su dosis, de lo contrario puede sufrir una sobredosis del medicamento.

El grounding ayuda a neutralizar los radicales libres

Curiosamente, las investigaciones referentes al grounding han descubierto que si se colocan los pies sobre el suelo después de sufrir una lesión (o sobre una capa de la tierra, o bien colocar parches con dicha conexión sobre los metatarsos), los electrones viajarán por su cuerpo y se propagarán a través de sus tejidos.

Cualquier radical libre que se escape en el tejido sano inmediatamente será neutralizado eléctricamente. Esto se debe a que los electrones son negativos y los radicales libres son positivos, por lo que se cancelan mutuamente. Como señaló el Dr. James Oschman, un experto en el campo de la medicina energética:

“Lo que realmente pasa con el grounding o earthing, es que su cuerpo se protege de- lo que yo llamo, daños colaterales… Daños que no debían producirse, pero que sí lo hicieron ya que nos hemos desconectado de la Tierra al usar caucho y plástico en la suela de nuestros zapatos.”

El estrés de los radicales libres por la exposición a la contaminación, los cigarrillos, los insecticidas, los pesticidas, las grasas trans y la radiación, por mencionar sólo algunos, agotan continuamente su cuerpo de electrones.

Sencillamente con salir descalzo, tocar la tierra, y permitir que el exceso de carga en su cuerpo se descargue en ella, puede aliviar parte del estrés continuo al que se somete su sistema.

Caminar descalzo puede ayudar a mitigar el constante ataque de los campos electromagnéticos y otros tipos de radiación proveniente de teléfonos celulares, computadoras y red Wi-Fi. Asimismo, se cree que el grounding puede facilitar la formación de agua estructurada en su cuerpo.

Además, el grounding también calma su sistema nervioso simpático, el cual ayuda su variabilidad de la frecuencia cardíaca. Y, al apoyar la variabilidad se estimula la homeostasis, o el equilibrio en su sistema nervioso autónomo.

Esto resulta importante ya que cada vez que mejora su variabilidad, beneficia a todo su cuerpo y todas sus funciones. Si quiere saber más, consulte el documental Grounded (en el que participo). Escuchará información de primera mano de los residentes de Haines, Alaska quienes han superado el dolor crónico, la apnea del sueño y mucho más mediante el grounding.

Cómo reconectarse con la carga eléctrica de la tierra

Muchas personas en los Estados Unidos utilizan la mayor parte del tiempo zapatos con suela de caucho o plástico.

Estos materiales son aislantes muy eficaces que, precisamente por esa razón, se utilizan para aislar los cables eléctricos. Sin embargo, también lo desconectan del flujo natural de electrones en la Tierra.

Usar zapatos con suela de cuero le permitirá permanecer conectado con la tierra, de la misma forma que caminar descalzo lo hace, pero tendrá que hacerlo sobre una superficie adecuada. Las superficies adecuadas para el grounding incluyen:

  • Arena (playa)
  • Pasto (preferiblemente húmedo)
  • Tierra descubierta
  • Concreto y ladrillo (siempre y cuando sea sin pintar o sin sellar)
  • Baldosas de cerámica

Las siguientes superficies NO tendrán dicha conexión:

  • Asfalto
  • Madera
  • Caucho y plástico
  • Vinilo
  • Alquitrán o asfalto

Al igual que comer bien, hacer ejercicio y dormir, se puede describir al grounding como un hábito más dentro de un estilo de vida saludable al procurar mantener la conexión “eléctrica” ​​de su cuerpo con la Tierra.

Destacados doctores, científicos como el Dr. David Suzuki y astronautas de la NASA lo avalan, incluso civilizaciones antiguas lo utilizaron concediéndole así un fuerte valor en su relación con la Tierra.

Como ya se mencionó, quitarse los zapatos tanto como sea posible cuando esté al aire libre, le ayudará a aprovechar las oportunidades naturales que esta conexión ofrece.

Cuando se encuentre dentro de algún lugar, use una almohadilla o una hoja de grounding para mantener su conexión con la tierra mientras trabaja o duerme. (Para los viajes frecuentes, por lo general, también llevo una almohadilla de grounding conmigo cuando vuelo.)

_______________________________________________________________________________________________________________

Fuentes y referencias

Dr. Mercola
mercola.com

loading...
Comparte esta publicación

Relacionados