La Ayunoterapia y sus beneficios

ayunoterapiaSe denomina AYUNOTERAPIA a las curas de ayuno, (de 1 a 4 semanas) en las que no se toma nada sólido y se procura que el aporte diario de calorías no sobrepase las 300. Durante este ayuno debe suprimirse todo lo superfluo, como el tabaco, alcohol, café, bebidas de cola, que están totalmente contraindicados.

Cuando no existe aporte alimentario, el organismo utiliza mediante la autolisis, materiales estructurales y energéticos propios a partir de los tejidos de depósito, y sólo en los casos muy extremos se pueden afectar tejidos vitales o nobles como el sistema nervioso o el corazón. Los depósitos de grasas y de proteínas suelen ser suficientemente amplios como para que una persona de peso normal puede ayunar hasta 4 semanas (en caso de curas largas sólo en clínicas especializadas). En cambio el organismo sí que necesita un aporte diario y suficiente de líquido, (de 2 a 3 litros), vitaminas, sales minerales y oligoelementos, por lo que diariamente se debe ir tomando cierta cantidad de agua mineral sin gas, zumos de frutas y de hortalizas ecológicas, procurando no hacer mezclas para evitar incompatibilidades, caldos vegetales o tisanas.

Paradójicamente durante el ayuno terapéutico se pierde de forma transitoria el apetito. Para favorecer los procesos de eliminación y ayudar a movilizar y expulsar los residuos y toxinas, la práctica del ayuno se suele acompañar de tomas regulares de infusiones diuréticas, soluciones laxantes, masajes y procedimientos sudoríficos (sauna, ejercicio físico moderado, etcétera). El primer día del ayuno es conveniente un enema o lavativa.

Durante el ayuno terapéutico es preciso controlar diariamente una serie de variables, como son el peso, la temperatura, el pulso, la tensión arterial, el pH de la orina, glucosa, acetona, bilirrubina, etcétera, todo ello debe ser estudiado y valorado por un profesional experimentado.

Si en algún campo de la medicina existe una gran desinformación y prejuicios -tanto entre médicos no conocedores del tema como entre la gente de la calle- éste es el del ayuno, y en cambio es una de las herramientas de la medicina natural más eficaces, aunque no exenta de peligros si se practica sin los debidos conocimientos y controles.

El ayuno terapéutico está especialmente indicado en enfermedades crónicas y trastornos del metabolismo de origen alimentario o relacionados con el aparato locomotor, como la obesidad, problemas hepáticos, ciertos trastornos circulatorios, dolores de cabeza, riesgo de infarto, enfermos reumáticos (artrosis, espondiloartrosis, osteocondrosis), y en afecciones alérgicas de la piel (eczemas, psoriasis) y de las mucosas y traumatismos.

Tiene también algunas contraindicaciones: Desnutrición o anemia, ya que no hay reservas. Diabetes. Estados avanzados de enfermedades degenerativas, como cáncer, SIDA, etcétera. Enfermedades nerviosas, epilepsia, depresión y falta de voluntad.

Ayunos voluntarios de uno a tres días como máximo (siempre con zumos naturales apropiados), puede hacerlos todo el mundo en forma periódica (cada semana, cada mes, cada estación o cada año), ayudando al organismo a eliminar toxinas, mantener la forma física y mental y aumentar la vitalidad.

Es importante saber entrar y salir del ayuno en forma gradual, con sólo fruta y verduras.

www.apenb.org

loading...
Comparte esta publicación

Relacionados

Deja un comentario