Hallan canola transgénica en Suiza cuando está prohibida en ese país

loading...

La contaminación biotecnológica está fuera de control.

Encontraron Canola genéticamente modificada creciendo en estado salvaje en Suiza, aunque los cultivos transgénicos están prohibidos en ese país.

Hallan canola transgénica en Suiza cuando está prohibida en ese paísEste es un dramático ejemplo de cómo los cultivos genéticamente modificados están completamente fuera de control, y contaminando la naturaleza. Suiza tiene prohibido el cultivo de transgénicos desde hace 7 años, pero además prohíbe la importación y consumo (animal o humano) de Canola genéticamente modificada. Sin embargo, la ingeniería genética irresponsable ha violado la legislación del país. Semillas oleaginosas (colza) fueron halladas germinando y creciendo en una zona portuaria de Basilea.

En total se encontraron 136 plantas de canola, 29 de las cuales se identificaron como GT73 (RT73) de Monsanto, un cultivo diseñado para ser resistente al glifosato (Round Up). Las autoridades sospechan que la canola transgénica cayó al suelo cuando fue transportada por un barco de carga o tren.

Nadie conoce las consecuencias de liberar transgénicos a la vida salvaje. De hecho Stephen Hawking fue categórico al explicar que “si el mundo no fuera exactamente como es, no estaríamos aquí para verlo”.

La canola transgénica se cultiva principalmente en Canadá y Estados Unidos, donde también contaminaron la canola orgánica. Los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas causan estragos en la biodiversidad, aún sin tener en cuenta la creación de “supermalezas”. La contaminación transgénica es tan peligrosa como los residuos de pesticidas en la atmósfera, y ambos tipos de “infección” cruzaron el océano y alcanzaron la Unión Europea.

Un estudio sueco demostró que las semillas de canola GM pueden sobrevivir y ser viables para la germinación incluso 10 años después de su liberación al medio natural. Pese a las mentiras y propaganda de la industria (apoyadas tristemente por organizaciones como la Fundación Gates ), no existe nada que la modificación genética haya hecho para aumentar el rendimiento de los cultivos, no para aumentar la tolerancia a la sequía, ni para mejorar la seguridad alimentaria.

Es mentira que no se puede cultivar orgánicos gastando menos dinero. es falso que los transgénicos tienen menor riesgo ambiental. Ni los consumidores ni los agricultores se benefician en última instancia de los cultivos transgénicos, pero las corporaciones siguen empujando. Es una cuestión de control.

Hallan canola transgénica en Suiza cuando está prohibida en ese país

Comparte esta publicación

Relacionados

Deja un comentario