Australia prohíbe las lámparas de rayos UVA

uva

 

  • En 2015, las cabinas de rayos UVA serán ilegales en cinco de los seis estados
  • En 2009, la OMS declaró estos dispositivos cancerígenos para el ser humano
  • Algunos países ya establecen limitaciones para su uso en menores de 18 años

Antes de que termine 2014, los dos principales estados de Australia (Victoria y Nueva Gales del Sur) habrán prohibido completamente las cabinas de bronceado artificial. El país con mayor número de casos de cáncer de piel del mundo se suma así a Brasil, el único país en tomar una medida tan drástica hasta el momento.

Aunque varios países (incluida España) y algunos estados de EEUU ya prohíben el uso de lámparas de luz ultravioleta en menores de 18 años, Brasil era hasta el momento el único país del mundo que había ilegalizado estos dispositivos, alegando su alto riesgo de cáncer de piel.

De hecho, las cabinas de bronceado artificial son consideradas oficialmente por la Organización Mundial de la Salud, cancerígenas para el ser humano, al mismo nivel que el tabaco, el diésel, el asbestos u otros productos tóxicos.

En Australia, el estado de Melbourne ha decidido también ilegalizar estos dispositivos de rayos UVA después de que un estudio calculase que con esta medida podrían evitarse un 20% de los tumores de piel. La cifra no es baladí si se tiene en cuenta que el cáncer de piel representa el 80% de los diagnósticos oncológicos en aquel país y esta enfermedad se cobró 2.000 vidas en 2011, según datos que aporta el diario ‘The Wall Street Journal’.

El ministro de Sanidad del estado de Victoria (cuya capital esMelbourne), David Davies, ha señalado que la evidencia científica apoya esta ilegalización, que entrará en vigor antes de final de 2014. En la misma fecha, las cabinas estarán prohibidas también en la vecina Nueva Gales del Sur (el estado en el que se encuentra Sidney). Antes de 2015, esta prohibición estará vigente en cinco de los seis territorios continentales del país (con la única excepción de Australia Occidental, que también está valorando la prohibición).

Sólo en Victoria se calcula que existen unas 100 empresas con licencia para 400 cabinas de bronceados. En la vecina Queensland, el ministro de Sanidad, Lawrence Springborg, indemnizará con 1.000 dólares a cada una de las 140 cabinas que aún existen en el territorio. Aunque existe la posibilidad de que las empresas vendan sus cabinas a particulares, lo que ha despertado temores a que pueda surgir un ‘mercado negro’ delámparas de rayos UVA para su uso en casa sin ningún tipo de control.

En EEUU, donde algunos estados ya han prohibido esta práctica a menores de edad, las autoridades sanitarias se están planteando incluir alguna advertencia de seguridad en las máquinas, como las que ya contienen las cajetillas de tabaco.

www.elmundo.es

loading...
Comparte esta publicación

Relacionados

Deja un comentario