Afectadas gallegas por la vacuna del papiloma

Madres de niñas que sufrieron reacciones tras la inyección del fármaco se suman a la petición de retirada del medicamento de la cartilla de vacunación. La Consellería constata solo siete efectos adversos y “leves”

Varias madres gallegas denuncian los supuestos efectos adversos que la vacuna del papiloma humano, incluida en el calendario de vacunación en Galicia desde 2008 para niñas de 14 años, ha provocado a sus hijas. Sostienen incluso que las secuelas – dermatológicas y neurológicas, sobre todo – llegan hasta hoy.

Aunque no tienen un certificado médico de que los episodios que las adolescentes sufrieron a continuación se deben a la vacuna del papiloma humano, se suman a la petición da Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP), que exige al Ministerio de Sanidad la retirada del tratamiento.

Elena Ocampo – Vigo

Dos familias gallegas ya se han puesto en contacto con la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) para comunicar casos de reacciones adversas de diferente gravedad que sucedieron a niñas en Galicia y que presumiblemente están relacionadas con la inyección del fármaco.

Las madres consultadas coinciden en que las menores ya sintieron algún efecto adverso desde el primer pinchazo – son tres dosis – y que éstos fueron a peor con el suministro consecutivo del fármaco.

La AAVP es una asociación sin ánimo de lucro que trabajapor una asistencia médica para las personas afectadas por los efectos adversos de esta vacuna. El pasado día 10 de octubre presentó un escrito con firmas para exigir al Ministerio de Sanidad la retirada del tratamiento contra el virus del papiloma humano del calendario vacunal de las niñas y la creación de un fondo de compensación para las personas que sufren efectos secundarios.

Creen que su eficacia no es una garantía suficiente para hacer frente a reacciones adversas, que cifran en hasta 737 “notificaciones médicas” – hasta enero de este año – , según datos proporcionados por el Instituto Español del Medicamento, a través de Farmacovigilancia. Así lo aseguró a FARO la vicepresidenta de la Asociación, Alicia Capilla, que además puso en contacto con una afectada gallega que sufrió una “reacción severa de tipo dermatológico”. Además, el doctor Álvarez-Dardet de la Asociación subrayó que “no hay evidencia científica de que la vacuna prevenga el cáncer de cuello uterino”.

Sin embargo, la Consellería de Sanidade en Galicia asegura que solo hay constancia de siete reacciones adversas y en todos los casos “son leves”, según el subdirector de Epidemioloxía, Xurxo Hervada.

Entre los casos más graves registrado hasta el momento y que se encuentra en fase de investigación está el de una niña asturiana, que responde a las inciales A. I. B. Falleció el mes de septiembre pasado después de sufrir un ataque de asma, solo horas después de suministrársele la medicación. La joven recibió la primera dosis de la vacuna del papiloma humano a finales de julio, y ya entonces, seis días después, tuvo una reacción adversa, con “dolores de cabeza intensos, molestias gástricas, incapacidad para ponerse de pie y para respirar”. A pesar de estos antecedentes, la niña recibió la segunda dosis de esta vacuna y tuvo que ser atendida de nuevo en el hospital, en esta ocasión con una reacción asmática mucho más grave.

En todo el mundo, según los datos de la AAVP, hay constancia de 26.564 reacciones adversas y 119 muertes tras la vacunación. Según la asociación, otro motivo que se alega son los “injustificados costes que representa para el Sistema Nacional de Salud, mientras padecemos recortes indiscriminados que amenazan las prestaciones sanitarias y comprometen la equidad”.

“Con la segunda dosis de vacuna, estuvo una semana en cama”

Una menor asmática está entre una de las posibles afectadas por la vacuna en Galicia. “Nunca había sufrido otra reacción”, asegura la madre de la joven, que ahora sufre una rara afectación neurológica que la hace pasar largas temporadas del mes durmiendo. “Si la última dosis de la vacuna fue administrada el 21 de septiembre, la niña comenzó a estar ma el 2 de noviembre”, explica la madre de Antía. Esta familia de Ferrol ya percibió cierta reacción adversa a raíz del suministro de la segunda dosis de la vacuna, que la obligó a quedarse en cama una semana entera, según la familia. Aunque ningún médico confirmó la relación existente entre la patología y la administración de la vacuna, estos padres están hoy en día en proceso de búsqueda de otros casos similares para investigar similitudes.

“Mi hija estuvo 15 días a tratamiento y aún sufre secuelas”

“Le crecieron una especie de ronchas rojas por todo el cuerpo”, explica Araceli sobre lo que sucedió a su hija en A Coruña Es una de las madres que se puso en contacto con la Asociación española para informarse de lo que sucedió a la adolescente tras administrar la tercera dosis de la vacuna: “Casi pierde el conocimiento y estuvo a tratamiento durante 15 días”, explica. La niña sufrió dolores de espalda y afectación muscular. En principio, ningún médico relacionó lo sucedido con el fármaco que le habían administrado, pero el enrojecimiento creció por todo el cuerpo y aún hoy, con 18 años, la niña sufre secuelas dermatológicas. Fue personal de enfermería del hospital quien puso a Araceli tras la pista de la posible relación con la vacuna. Tras numerosos análisis, detectaron un fallo en el sistema inmunológico.

es.sott.net

loading...
Comparte esta publicación

Relacionados

1 Comentario

Deja un comentario