6 razones para tomar té de menta

loading...

6 razones para tomar té de mentaPensar en la menta generalmente nos retrotrae a los bastones de caramelo y chicle, pero los numerosos usos de la menta fragante y versátil se extienden mucho más allá de la barra de caramelo. En la cocina, la menta es un excelente aditivo para las recetas y para un inspirador té energizante.

A continuación las 6 razones por las que deberíamos tomar té de menta:

Alivia infecciones respiratorias: Las investigaciones demuestran que el ácido rosmarínico, contenido en los bloques de la menta, es un compuesto inflamatorio llamado leucotrieno capaz de estimular el cuerpo para fabricar prostacyclin, abrir las vías respiratorias y mejorar la respiración. También se demostró que la menta alivia la congestión nasal, resfríos y alergias.

Para maximizar la descongestión y los efectos extraordinarios que brinda la menta, beba diariamente tres tazas de té de menta. Usa una cucharadita de hierba seca o una cucharada de menta fresca por taza de agua hervida y déjela reposar durante al menos 10 minutos.

Elimina el resfrío: La Universidad Dominio Herbario de Burnaby, Columbia Británica, Canadá, recomienda una infusión de menta fuerte y flor de saúco para promover la transpiración y ayudar a defenderse de los resfriados y la gripe.

Para hacer este remedio tradicional coloca en una tetera resistente 1 cucharada de hojas secas de menta o 2 de menta fresca y 1cucharada de de flores secas de sauco o 2 de flores frescas de sauco. Añade medio litro de agua hirviendo y tapa el recipiente para que la infusión macere por 10 minutos. Colar y servir.

Bebe media taza llena cada 30 a 45 minutos ante el primer signo de resfriado o gripe hasta que empiece a sudar. Luego reduce a 2 cucharadas de té cada hora o 2, hasta que mejoren los síntomas.

Mejora la digestión: Quizás el uso más conocido de la menta es para ayudar a la digestión. Es bien conocido que el té de hierbabuena es bueno para aliviar náuseas, vómitos y otros problemas digestivos.

Elimina cálculos biliares: La menta contiene el compuesto borneol, que se encuentra en numerosas variedades de menta, Según el famoso botánico Dr. James Duke, autor de la farmacia verde, la menta puede ayudar a eliminar los cálculos biliares (junto con cualquier tratamiento médico prescrito, por supuesto).

Duke sugiere agregar una cucharadita de cardamomo y preparar el té de menta y cardamomo según las instrucciones y beberlo con frecuencia.

Alivia los herpes: Según investigaciones de John Heinerman, un médico en antropología médica y autor de Curación con Hierbas y Especias, la menta es potente contra los virus, por lo que es una buena opción en el tratamiento del herpes. El virus simple del herpes causa herpes labial y genital, y el herpes zoster está relacionado con la varicela.

Heinerman recomienda dos tazas de té de menta caliente todos los días para aliviar los síntomas y acortar la duración de los brotes de herpes. Incluso beber té de menta ocasionalmente puede ayudarte a reducir la incidencia de brotes futuros.

Mitiga la “furia en el camino“: ¿Tienes tendencia a tener ira, ansiedad, fatiga o frustración mientras conduces en la carretera? De acuerdo con la investigación del Dr. Bryan Raudenbush, profesor asociado de psicología en la Universidad Jesuita de Wheeling, en Wheeling, Virginia Occidental, oler el aroma de la menta mientras conduce un automóvil, disminuye los niveles de frustración, ansiedad y fatiga.

Cultivando menta

Es fácil cultivar la menta, porque una vez plantada tiende a crecer como si fuera hierba mala. Es posible que desees guardarla en un espacio cerrado para evitar que se apodere de tu jardín. Se prefiere un lugar fresco, húmedo, pero puede crecer fácilmente a pleno sol si la riega con regularidad. Simplemente arranca las hojas de menta de la planta, según sea necesario.

Comparte esta publicación

Relacionados